Delibes premio Nadal 1947

La sombra del ciprés es alargada no es, desde luego, una forma fácil de aproximarse a la literatura de Miguel Delibes. Es tan digresiva que cuesta entrar en ella, pero una vez logrado es una novela dulce y acogedora que uno no espera.

Nada tiene que ver este libro ni con el lenguaje, ni con las historias que Delibes nos contará después sobre Castilla, pero sí comparte con sus novelas posteriores la importancia del espacio en que sucede la acción.

Ávila es un personaje más en una novela donde estos son escasos: la dureza de sus inviernos, su belleza nevada, su muralla, los marjales del río Adaja, los Cuatro Postes, su cementerio… Todo respira frío y silencio, todo ello habla a través de sus piedras y, a través de ellas, su historia y sus gentes.

 

Si el espacio gana importancia quizás sea por lo extremo de la ausencia de referencias temporales e históricas. Al comenzar a leer la novela sabemos que su momento histórico no está muy cerca del presente tan solo por lo extemporáneo que nos resulta que un profesor acoja en su casa a dos niños de doce años a los que sus respectivas familias dejan a su cargo para prepararlos para los exámenes de bachillerato. ¿Cuándo se educaba así a los niños?  Hasta muy avanzada la primera parte de la novela no sabemos que la acción se sitúa en torno a los años anteriores y posteriores a 1904-1905 y ello gracias a las referencias a Port Arthur y la guerra ruso-japonesa que citan algunos de los presentes en el entierro de Alfredo.

¿Qué sucedía en España en ese momento? No parece que importe, no tiene incidencia en la acción. Y es que, en realidad, en la vida de Pedro y Alfredo solo tienen trascendencia sus relaciones dentro de la casa de su maestro Mateo, el peso  de sus respectivas situaciones familiares y su vivencia de la ciudad. La historia que se cuela entre las páginas de este libro es la historia con minúscula, aquella que conocemos por la mentalidad y forma de comportarse de sus gentes: la vida de la mujer permanentemente encerrada en la cocina de su casa, la ausencia de amistades del maestro, la extrañeza social que produce la forma de comportarse con los hombres de las señoritas de Regatillo o la recriminación moral que suscita la convivencia de la madre de Alfredo con un hombre que no es el padre del niño.

La primera parte del libro es una bildungsroman, una novela de formación, pero curiosamente, a pesar de que Pedro y Alfredo viven en casa de  un maestro, la vida académica no tiene relevancia más allá del éxito de sus exámenes, algo que permite su  continuidad  en la casa de don Mateo y que ratifica su buena fama de educador en la ciudad.  Para su formación como personas es mucho más importante lo que sucede en la vida doméstica que les acoge con un afecto del que carecen en un entorno familiar que les ha alejado de sí.

Hay algunos momentos especialmente significativos en esta formación sentimental de estos niños: el primero, aquel en que Pedro se lleva a su cama a la perrita Fany, al oírla quejarse por la noche tras el accidente que la deja coja; el segundo, la entrada en casa sin que nadie les regañe al volver de su escapada nocturna a los Cuatro Postes para ver Ávila nevada a la luz de la luna; el tercero, aquel en que el maestro Mateo le lleva a Alfredo la pecera verde con los peces de colores, poco antes de que muera; y, el último, el momento de la despedida de Pedro en la estación, cuando este ha finalizado el bachillerato. Todos ellos dan cuenta de la intensidad de los afectos que han permitido la constitución de una vida familiar que va más allá de los lazos de sangre.

la sombra del cipres es alargada-miguel delibes-9788423342365

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s